fbpx

Las Ballenas de Baja California

Blog de viajes de Baja California

“Información y consejos para un viaje a Baja California”

 

balene bassa california

septiembre 26, 2019

La ballena gris de Baja California (Eschrichtius robustus) es un mamífero del orden cetáceo. Son parientes de los delfines y de las marsopas, y como todos los miembros de este orden, usan la ecolocalización (o biosonar) para comunicarse y navegar.
Un ejemplar adulto habitualmente tiene unos 14 metros de largo y puede pesar hasta 30 o 40 toneladas. La ballena gris pertenece al grupo de las ballenas barbadas al que también pertenecen la ballena azul, la ballena jorobada y la ballena franca.

Para nutrirse usan las barbas de ballenas, estructuras especializadas parecidas a un peine, compuestas de queratina y que están pegadas a las mandíbulas para filtrar los pequeños organismos marinos que recogen desde el fondo del océano.

Los pliegues laterales permiten que la boca se hinche mientras la llenan de agua y después, gracias a su potente musculatura echan el agua a través del respiradero, el gran orificio que tienen sobre la cabeza mientras se quedan con las partículas de comida en la boca.

Ciclo de vida

La ballena gris pasan sus veranos (desde julio a septiembre) en las frías y nutritivas aguas del Ártico, al Norte del Pacífico. Cuando se acerca el invierno emprenden el viaje que constituye la migración más larga que se conoce de los mamíferos.

Completan el viaje en menos de dos meses, nadando sin parar durante más de 10.000 kilómetros hasta las lagunas costeras de la península de Baja California.
En diciembre, una vez han llegado a las lagunas, empiezan el cortejo y el apareamiento y las hembras embarazadas desde el año anterior dan a luz a sus crías.
Los recién nacidos tienen alrededor de 4 metros y pesan hasta 600 kilos, pueden llegar a ganar hasta 40 kilos al día gracias a la leche de sus madres, que tiene mucha grasa.

Hay diversas razones por las cuales las lagunas de Baja California son perfectas para este maravilloso evento natural: están rodeadas de cálidas tierras del desierto y gracias al sol y al aire seco el agua se evapora rápidamente de la superficie aumentando la salinidad y en consecuencia, la fuerza de flote. Esta es una característica importante para los recién nacidos porque la facilidad para flotar les ayuda a aprender a nadar y sus madres, pueden relajarse por fín tras el largo viaje.

Las lagunas además, gracias a su poca profundidad, les protegen de las orcas, sus principales depredadores. Entre febrero y marzo los machos vuelven a dirigirse hacia el norte mientras que las hembras y las crías se quedan en las lagunas hasta abril y luego vuelven hacia las frías aguas árticas. Las madres y sus pequeños viajan en medio de las demás hembras, para hacerse compañía y protegerse de las orcas. Cuando las crías empiezan su primera migración pueden haber llegado a tener 6 metros de largo.

Una larga historia: de la masacre a las políticas de protección de la ballena gris

En el Océano Pacífico existen dos poblaciones distintas de ballenas grises. Por un lado están las del Pacífico norte- occidental, cuyo recorrido migratorio va desde el Ártico en verano hasta el Mar Chino meridional en invierno y que, por desgracia, siguen estando en peligro. Por otro, las del Pacífico norte-oriental, que pertenecen a la comunidad más afortunada de ballenas grises de California y que hoy, por suerte, están seguras. No siempre ha sido así.

La caza de ballenas grises

Masacradas casi hasta su extinción, por su carne y su grasa utilizada como fuente de carburante, las ballenas grises fueron maltratadas durante mucho tiempo.
En un momento dado incluso se les llegó a llamar “diablos” por su tendencia a chocar contra los balleneros e intentar hundirlos cuando las atacaban o cuando sus crías estaban en peligro.
En 1857, el cazador de ballenas Charles Scammon sorprendió a varios ejemplares en una laguna al norte de Baja California (La laguna Ojo de liebre o Scammon’s lagoon). Durante los siguientes 12 años la masacre continuó y diezmó a la población de ballenas (se estima que de 30.000 ejemplares quedaron solo 2.000) hasta que la caza en esas lagunas dejó de ser rentable.

Ballenas amigas

Fue un pescador de San Ignacio, José Francisco Mayoral, llamado Pachico, el que se acercó amablemente por primera vez a una ballena gris en 1972.
Cuando volvió a San Ignacio, contó entusiasmado como las ballenas grises parecían haberle saludado, pero nadie le creyó. Sin embargo, las historias empezaron a viajar rápidamente y, después de eso, varios pescadores tuvieron experiencias parecidas. Contaron que varias ballenas habían jugado con ellos restregándose por los barcos y las lanchas.
Hacia el 1980, empujados por la curiosidad, varios científicos empezaron a estudiar esa laguna. Las ballenas se acercaban y mostraban un aparente deseo de tener contacto humano y empezaron a ser conocidas como amistosas.

Hoy no es raro que una ballena empuje a su cría hacia un barquito de seres humanos emocionados, deseosos de acariciarles e incluso besarles. Las ballenas grises, como los humanos, son muy curiosas y lo más increíble es que a veces parece que hay un intercambio en el que todos son al mismo tiempos observadores y observados.

Las pequeñas ballenas normalmente tardan un rato en entender la situación, nadan alrededor de los barcos y luego emergen en el agua, dirigiéndose hacia nosotros con sus enormes ojos de criaturas superiores y nos dejan atónitos, incrédulos y conmovidos. Alargar la mano y tocar a este mamífero gomoso es una experiencia mágica e inolvidable, difícil de describir con palabras.

Los santuarios de las ballenas grises

En 1972 el gobierno mexicano declaró las lagunas “Santuarios de las ballenas”.
En 1988 se creó la Reserva de la Biosfera de Vizcaíno, la zona protegida más grande de México que incluye este sistema de lagunas.
En los últimos 20 años, más de 12.000 crías de ballena gris han venido al mundo en las lagunas de Baja California y durante la estación de 2014-2015, se avistaron 2652 ejemplares.
Para evitar cualquier molestia, el gobierno mexicano da permisos especiales solo a empresas de ecoturismo que durante los meses de invierno ofrecen tours para el avistamiento de ballenas. Para protegerlas a ellas y reducir cualquier interferencia en su llegada, el acceso a las lagunas no se concede hasta el 1 de enero de cada año.
Esto da tiempo a las ballenas de aparearse y dar a luz a sus pequeños evitando cualquier posible incidente con los humanos. El número de barcos que tienen acceso es muy limitado, la navegación se delimita en pocas zonas de observación y el comportamiento de los agentes está regulado cuidadosamente.

Un nuevo peligro

Al norte de Guerrero Negro existe la salina mas grande del mundo y hoy es propiedad de Mitsubishi, la multinacional japonesa.
En 1994, ESSA (la empresa propietaria) propuso construir una nueva en la costa de la Laguna San Ignacio. Era un proyecto incluso más grande que el de Guerrero Negro, preveía 16 bombas diesel para sacar el agua de la laguna, un muelle de una milla tendido en el Pacífico para cargar la sal directamente sobre las naves de transporte y millas y millas de diques que tenía que atravesar el desierto y la Reserva de la Biosfera.

Afortunadamente, las comunidades a las que más habría afectado el proyecto lo rechazaron, afirmando que la presencia de bombas de agua y de las máquinas habría perjudicado no solo a las ballenas grises sino también a otras especies que atraviesan esas aguas.

La batalla duró seis años, principalmente contra Mitsubishi, pero las peticiones al gobierno fueron desatendidas y la población local tuvo que pedir ayuda a varias organizaciones ambientalistas mexicanas e internacionales.

Save the Whales

LLegados a ese punto, los ambientalistas lanzaron una campaña de sensibilización internacional que incluía cartas, un boicot a productos de Mitsubishi y una campaña mediática titulada “Save the Whales” en la que participaron varias celebridades internacionales que acudieron a la laguna para salvar a las ballenas grises.
En el año 2000, en el culmen del conflicto, el presidente Ernesto Zedillo fue a la laguna con su familia para entender mejor lo que había desencadenado la revuelta y para conocer a las ya famosas ballenas en Baja California. Minutos después de haber llegado a la zona de observación, una cría de ballena se acercó a su barco y se apoyó, la mujer de Zedillo le dio un beso en la nariz al pequeño y rompió a llorar.

Probablemente en ese momento, Zedillo, que no había respondido a las solicitudes de la comunidad, se encontró contra las cuerdas. Cinco días después, cuando volvió a la capital, dio una rueda de prensa para anunciar que el proyecto de la salina se había acabado y que, como patrimonio nacional, se protegería a la laguna del desarrollo y en consecuencia, de proyectos invasivos como el de ESSA.
Esta decisión le dio a Zedillo la oportunidad de salvar las apariencias (y quien sabe, quizás también su matrimonio) porque hubiese sido inaceptable que justamente el, 100% mexicano como las ballenas grises de Baja California, pusiera en peligro el patrimonio natural nacional.

En el 2005, cinco ONG constituyeron la LSI Conservation Alliance. Gracias a las donaciones, la Alianza ha podido poner a salvo los kilómetros de costa en la parte sur de la laguna.
En 2006, el gobierno mexicano decretó la protección de 65.000 acres de tierra federal a lo largo de la costa occidental. Actualmente la Alianza está intentando recoger fondos para proteger los otros 174.000 acres en la costa norte de la laguna que pertenecen a Ejido Emiliano Zapata.
El objetivo final es proteger todo el territorio del litoral de la laguna para las futuras generaciones, prohibiendo la construcción urbana e industrial pero consintiendo proyectos sostenibles de bajo impacto ecológico.

 

0 comentarios

Leer otras publicaciones

Baja California Sur

Baja California Sur

Baja California es una península mexicana, larga y estrecha (1250 km de longitud por un máximo de 200 de anchura) que se encuentra al sur de la California americana y es una de las zonas más intactas del planeta. Según una estimación del año 2015, es el segundo país...

leer más
La Paz la perla de México

La Paz la perla de México

La Paz, la capital del estado mexicano de Baja California Sur, domina el mar de Cortés, está protegida por una gran bahía y rodeada de hermosas playas de arena blanca. Poco se sabe de su historia: la península de Baja California, de hecho, ha estado habitada durante...

leer más
Cuando viajar a Baja California

Cuando viajar a Baja California

Cuando viajar a Baja California es una pregunta importante que debe hacerse si desea apreciar completamente el potencial de esta fantástica península y aprovechar al máximo el tiempo dedicado a su viaje. Es importante comprender cómo se manifiestan las estaciones,...

leer más
El Mar de Cortéz

El Mar de Cortéz

El mar de Cortez es un espectáculo de la naturaleza. Los científicos afirman que este mar comprendido entre la tierra firme mexicana y la península de Baja California, es uno de los lugares con más biodiversidad del planeta. Alberga más de 900 especies de peces ,...

leer más